ClosinGap: inteligencia de referencia en los planes del Gobierno para los fondos Next Generation

ClosinGap: inteligencia de referencia en los planes del Gobierno para los fondos Next Generation

Cuando fundamos ClosinGap en el año 2018 nos marcamos varios objetivos estratégicos entre los que se encontraba el posicionarnos como referencia en la generación de conocimiento sobre el papel de la mujer en la economía. Han pasado tres años y nuestro empeño por proveer de inteligencia, métricas y datos el debate de la brecha de género en España y su impacto en la economía nos ha llevado a ser fuente de referencia para el Gobierno español en la elaboración de su plan para los fondos europeos Next Generation EU, reconociendo que la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres es pieza esencial hacia la equidad sobre la que se construye el desarrollo y crecimiento económico.


El Ejecutivo español ha remitido recientemente a Bruselas su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia sobre los nuevos instrumentos comunitarios de financiación que se antojan fundamentales para paliar el impacto de la pandemia sobre la inversión y la actividad económica y para impulsar la recuperación y abordar una modernización de la economía española. Y, en este sentido, el Gobierno reconoce la relevancia de incorporar la perspectiva de género y de impulsar el talento femenino como herramienta para generar riqueza y cita nuestro informe “La mujer, palanca de recuperación económica ante la reconstrucción económica y social post-coronavirus” cuando reconoce el papel de la mujer como palanca de crecimiento de la productividad y la economía, tanto en términos de aumento del PIB como de liderazgo en áreas como la movilidad, donde está liderando la transformación hacia conductas y hábitos más sostenibles.


Más concretamente, el Gobierno de España cita el informe de ClosinGap, elaborado por BMW Group, para reconocer la necesidad de contar con una perspectiva completa sobre cómo los distintos factores sociales influyen en la toma de decisiones de cara a la electrificación de la movilidad, lo que permitirá diseñar mejores medidas de impulso y acompañamiento que faciliten este cambio. “(…) distintos estudios (ejemplos recientes por parte de ClosinGap o de la Universidad de Sussex) han identificado un sesgo de género, en el sentido que las mujeres muestran una mayor preferencia por tecnologías menos contaminantes, utilizan más frecuentemente las aplicaciones móviles de movilidad y muestran un mayor uso de modalidades de transporte compartido, si bien consideran en menor proporción la compra de un nuevo vehículo en el corto plazo.


Durante la presentación de dicho informe se demostró el uso mayoritario que las mujeres hacen del transporte compartido, tanto público como privado, mientras que los hombres se decantan por el transporte individual. La diferencia es de 6 puntos superior en el caso de las mujeres en el uso del autobús y del tren, 4 puntos en el metro y 1 en el tranvía. 


Estos patrones se trasladan a los nuevos modos de transporte: la mujer continúa prefiriendo un uso compartido con opciones como el coche compartido (11% frente a 9%), en el que varios pasajeros viajan juntos y reparten gastos. Por su parte, el hombre continúa inclinándose por opciones individuales como el carsharing (8% frente al 5%), motosharing (7% frente al 3%) o bicisharing (6% frente al 5%). 


A estas conclusiones añade que, a nivel general, las mujeres están más concienciadas con el medio ambiente y optan por vehículos más ecológicos y menos contaminantes. Alrededor de un 90% compraría un vehículo eléctrico y un 80% un híbrido enchufable por ser más respetuosos con el entorno, cifras que se reducen al 81% y al 60%, respectivamente, en el caso de los hombres. 


El conjunto de estas actitudes, según indica el análisis del informe presente en la página web, provoca que las mujeres generan un 9% menos de emisiones de CO2 al día que los hombres: al año, una mujer genera 1.140 kg de CO2 y un hombre, 1.245 kg. En este sentido, y para contrarrestar el impacto negativo de la contaminación, sería necesario plantar 6 árboles por conductor para capturar cada año esta diferencia de emisiones. Atendiendo al precio de la tonelada de CO21i, el valor económico de la contaminación generada por los hombres asciende a 31.350 euros al día más que las mujeres, lo que supone 11,4 millones de euros al año.


Para ClosinGap, la inclusión de conclusiones de nuestros informes en la hoja de ruta para la recepción de unos fondos tan necesarios como los Next Generation EU no es meramente la satisfacción de saber que estamos cumpliendo nuestros objetivos, sino sobre todo, un reflejo de que nuestra misión y nuestra trabajo era y es necesario y renueva nuestro convencimiento de seguir trabajando para ser motor de transformación económico y social y contribuyendo a la sostenibilidad de nuestro país.


Ir al contenido